Cómo cuidar nuestras prendas: consejos y recomendaciones

Organzas de seda, algodón, hilo, muselinas, linos… en Sueños de Carlota siempre trabajamos con tejidos de primera calidad que, además de preciosos, resultan cómodos y muy agradables de llevar. Para intentar que las prendas de vuestros pequeños luzcan siempre ideales, compartimos una serie de consejos que te ayudarán a conservarlas como el primer día.

Testado y etiquetado

Antes de confeccionar nuestras prendas, testamos personalmente todos los tejidos, sometiéndolos a distintas pruebas para comprobar su comportamiento en lo que se refiere a encogimiento, planchado y posible decoloración. Además, todas las prendas salen de nuestro taller etiquetadas conforme a los consejos de los confeccionistas de los tejidos. Puedes observar que, junto a la composición, aparecen los símbolos correspondientes al cuidado de cada producto.

Cómo lavar las prendas

En las etiquetas se indica si requieren de lavado a máquina, a mano o en seco, así es que es fundamental que apliques lo que se señale en cada caso. Si la prenda se pueda lavar a máquina, te sugiero una temperatura máxima de 30º, aunque es mejor hacerlo siempre en frío o a un máximo de 15º.

La secadora es una gran enemiga de nuestras prendas, ya que las envejece de forma muy rápida e incluso puede estropearlas para siempre. Por ese motivo, te recomiendo no utilizarla nunca. Como alternativa, puedes emplear un centrifugado de entre 800 y 1000 r.p.m, que no es lo mismo, pero ayuda.

Limpieza de manchas específicas

No utilices nunca lejías. Si necesitas quitar alguna mancha concreta, te aconsejo que pruebes el producto que tengas pensado aplicar en una parte de la prenda que no se vea para comprobar cómo se comporta el tejido.

Consejos para el planchado

Lo más importante es lograr adecuar la temperatura y la intensidad del vapor a la prenda, teniendo siempre en cuenta las indicaciones de la etiqueta. Hay tejidos delicados que necesitan un planchado especial, como es el caso de los terciopelos, para los que utilizaremos un papel de seda y una temperatura muy baja. Para las organzas, nuestro must, una ligera caricia con la plancha y casi sin vapor.

Lanas y algodones

Mención especial merecen nuestras lanas y algodones tejidos a mano. Las prendas elaboradas con estos materiales llevan en sus etiquetas las indicaciones precisas de cómo tratarlas. Son prendas delicadas que deben lavarse a mano o a máquina, en frío y en programa corto recomendado para lanas. Para secarlas, las extenderemos en una superficie secante y para terminar les daremos un planchazo muy sutil.

Espero que estas pequeñas sugerencias te sirvan para cuidar nuestras prendas en el día a día. Lo principal es prestar atención a las indicaciones de cada etiqueta y ante cualquier duda que os pueda surgir, no dudéis en contactar con nosotros.