Nuestro primer desfile. No es sólo una pasarela, será vivir un cuento

Han pasado tres meses desde el nacimiento de Sueños de Carlota, poco tiempo pero intenso. Nuestro escaparate es nuestra web, suenosdecarlota.com. Una web muy pensada y mimada para que realmente se pueda apreciar la esencia de nuestras creaciones.

La respuesta general ha sido muy satisfactoria, pero una vez inmersos en este mundo on line, somos conscientes de que Sueños de Carlota crece y se enriquece cuando entra en contacto directo con el cliente.

En estos momentos, nuestra máxima es acercar nuestros pijamas y camisones, además de al mundo virtual, también a la calle para que la gente pueda verlos, tocarlos, olerlos… Casi podríamos decir que todavía existe esa necesidad antes de decidir la compra.

Modelos Homewear de Sueños de Carlota

La experiencia de visitar otras ciudades como Zaragoza, Madrid o Valencia es lo que nos ha llevado a querer presentar nuestros diseños en Tudela (Navarra), nuestra ciudad, para que las personas que nos rodean día a día tengan la posibilidad de valorar nuestro trabajo in situ.

Este pensamiento desarrolló en mí la idea de preparar un evento en mi ciudad, un evento especial y diferente. Me rodeo de personas emprendedoras, con las mismas ideas e ilusiones, y entre todos hemos llegado a organizar este Mercado de Navidad.

La puesta en escena de Sueños De CARLOTA es muy importante para mí. Tengo la ventaja de que el stand tiene carácter propio, no es el primero y se nota. Pero innovamos con un desfile coqueto y sencillo. Son niños y niñas y hay que jugar con su espontaneidad. Son las niñas y niños que desde el principio han dado vida a las colecciones.

El lugar donde se va a celebrar va a ser la Sala Capilla del hotel AC Ciudad de Tudela, un rincón con encanto propio. Es justo lo que Sueños De CARLOTA necesita para trasmitir y hacer llegar a los riberos nuestra esencia.

¿Nervios? Sí. Noches sin casi dormir… Quieres que salga perfecto… No quieres defraudar a los tuyos… Quieres que sientan orgullo… Están tus amigos, la familia… Esto condiciona. Pero, por otro lado, siento la seguridad de encontrarme en mi casa.

Creo que será mejor no dar más detalles… Que todo el mundo que pueda se acerque, les invitamos a pasar un día diferente, cargado de belleza y alegría.

Nuestro desfile no es sólo una pasarela, será vivir la escena de un cuento.